Entrevista con Marcos Witt: «Todavía tengo algo que cantar».

El famoso líder de alabanza habló de su experiencia en la gira God Loves You Tour, su nuevo álbum y su visión acerca de la comunidad hispana en los Estados Unidos.

Con más de 36 años en el ministerio, al menos treinta álbumes en su discografía, cinco Premios Grammy Latinos y dos Premios Billboard Latinos, Marcos Witt es el cantante de música cristiana en español con mayor reconocimiento a nivel internacional.

Las últimas semanas han sido particularmente emocionantes para Marcos Witt. Desde el 19 de septiembre está acompañando a Franklin Graham en la gira evangelística de ocho ciudades God Loves You Tour por la histórica Ruta 66, y el pasado viernes 24 de septiembre tuvo lugar el lanzamiento de su nuevo álbum de estudio, Viviré, con 10 canciones inéditas.

La Asociación Evangelística Billy Graham (BGEA, por sus siglas en inglés) tuvo la oportunidad de entrevistarlo acerca de estos temas y su visión acerca de la comunidad hispana en los Estados Unidos.

¿Cuál ha sido tu experiencia en la gira God Loves You Tour? ¿Habías participado en una gira similar en el pasado?

Ha sido algo increíble. Yo había participado anteriormente en los Festivales de Franklin Graham, pero nunca en una gira de varios días y en varias ciudades. Es algo único y realmente asombroso. Algo que me ha sorprendido mucho es ver la cantidad de gente que ha asistido a estos eventos. Y por supuesto, siempre es maravilloso ver la respuesta de la gente cuando toman la decisión de fe de seguir a Jesús. Es algo que siempre me llena de inspiración. Realmente puedo ver cómo el Señor le dio una bendición muy especial a la familia Graham: los cubrió con un manto de evangelismo. En donde quiera que predican la Palabra, la gente entrega sus vidas a Jesús.

A lo largo de tu vida, ¿cuál ha sido tu experiencia con el evangelismo?

El evangelismo siempre ha sido muy cercano a mi corazón. Desde muy temprana edad entendí el versículo en el que Jesús dice «Pero yo, cuando sea levantado de la tierra, atraeré a todos a mí mismo» (Juan 12:32,NVI). Ese versículo nos dice que si levantamos a Jesús, Él es quien va a atraer a los hombres hacia sí mismo. La adoración y la alabanza, que es a lo que yo me dedico, es algo que levanta a Jesús, y es algo que por naturaleza va a atraer a la gente hacia Él. Además, a lo largo de toda mi trayectoria siempre hice llamados para que la gente entregara su vida a Cristo, y miles de personas respondieron a esos llamados.

Muchos dicen que este tipo de «evangelismo de masas» es anticuado e ineficaz en nuestra época. ¿Qué piensas al respecto?

Simplemente los invitaría a que vayan a uno de estos eventos y vean a los cientos de personas que rinden su vida a Cristo como su Señor, y los cientos de personas que llenan tarjetas diciendo que quieren aprender más de la Palabra de Dios. Esto demuestra que sigue habiendo una relevancia en esta clase de evangelismo. Tan solo en las primeras noches de la gira, cientos de personas respondieron al llamado.  

Hay una gran necesidad de que la gente escuche las Buenas Nuevas; podemos ver que la gente está hambrienta por la palabra de Dios. Necesitan escuchar que Dios los ama, tal como se lo ha estado diciendo todas las noches Franklin Graham: «Dios te ama, Dios te ama, Dios te ama». Eso es algo que me encanta de esta gira.

Como sabes, la Asociación Evangelística Billy Graham recientemente lanzó el Ministerio de Iniciativas Hispanas, y sabemos que tú has trabajado muchos años con la comunidad hispana, específicamente en los Estados Unidos. ¿Qué necesidades específicas has podido observar en esta comunidad?

En el ámbito espiritual, los creyentes hispanos debemos aprender a levantar la voz y a unirnos por la causa de Jesucristo. Debemos compartir nuestra fe con el entusiasmo y la alegría que nos caracterizan.

En el ámbito civil, en el ámbito educativo, debemos también alzar la voz. Dentro de poco tiempo la hispanidad va a convertirse en mayoría en este país, y tenemos que tener eso en mente como visión. Debemos impulsar a nuestros hijos a que reciban la mejor educación, y a que se gradúen de las universidades. Debemos orar por el favor de Dios para tener lugares de influencia en los que podamos hacer una diferencia en favor de nuestros hermanos que tienen tantas necesidades y que sienten que no pueden expresarlas. La iglesia hispana debe ser la voz de los hispanos. Sería fatal sentarnos a esperar a que alguien más lo haga.

Jesús nos dejó las instrucciones muy claras. Nos dijo: «Así alumbre la luz de ustedes delante de los hombres, de modo que vean sus buenas obras y glorifiquen a su Padre que está en los cielos» (Mateo 5:16, RVA2015). Jesús dice que nuestra luz debe brillar delante de la sociedad, no solo delante de la iglesia. Y el resultado de que la sociedad vea nuestras buenas obras será que la gente glorifique al Padre que está en los cielos.

Luego, en Juan 17, Jesús ora al Padre: «No ruego que los quites del mundo…» (Juan 17:15). ¿Por qué Jesús hizo esa oración? Porque Jesús sabía que nuestra presencia en el mundo es lo que puede traer esperanza, fe y salvación.

Es tiempo de que los hispanos como pueblo brillemos esa luz en una sociedad que es cada vez más oscura. En donde hay más oscuridad es donde más brilla la luz. Para mucha gente, nosotros somos el único Jesús que jamás verán.

Hablando ahora acerca de tu nuevo álbum, ¿cuál fue la visión que Dios te dio para este proyecto antes de que comenzaras a grabar?

Me gusta tu pregunta porque siempre que grabo un álbum es porque detrás hay una visión que viene de Dios. No grabo nada más por grabar. En esta ocasión, mi deseo era poner en la boca del oyente palabras de fe y de esperanza.

El mismo título es una declaración de fe: Viviré, que viene del Salmo 118:17 que dice: «No moriré, sino que viviré y contaré las obras del Señor». A causa de la pandemia, estamos viviendo en un tiempo en el que la muerte está en la boca de la gente. Y la gente tiene miedo de morir.

Los creyentes necesitamos estar declarando la vida que hay en Jesucristo, y que ni aun la muerte nos podrá separar de su amor. Necesitamos vivir en fe y no en temor, y declarar «viviré para proclamar las maravillas del Señor”.

Otra canción del álbum es sobre el Salmo 23 que dice «nada me faltará». También tuve la oportunidad de grabar junto a Lilly Goodman una canción que declara «es posible». Jesús dijo: «¡Al que cree todo le es posible!» (Marcos 9:23). Entonces, todas las canciones siguen esta línea de proclamar palabras de fe, en vez de ponerle tanta atención al espíritu de muerte.

A muchos se nos olvida que para los que han sido salvos por la fe en Jesucristo, incluso la muerte significa ser recibidos en los brazos del Padre, en gloria, donde van a vivir eternamente sanos. Mi mamá murió de cáncer, pero en el momento en que ella murió, ella entró a la vida eterna completamente sana. Cuando lo vemos desde la perspectiva de Dios, aun la muerte es una victoria.

¿Qué hace este nuevo álbum especial para Marcos Witt? ¿Qué ha significado para ti personalmente?

Este álbum lo terminamos justo después de una cirugía a corazón abierto que tuve a causa de una obstrucción en las arterias. Antes de entrar a la cirugía tuve que declarar por fe: «Viviré». Como ves, el Señor nos dio la victoria. Ahora tengo mucho entusiasmo, mucha energía. De hecho, yo no sabía cuánto me estaba afectando ese problema cardiaco sino hasta ahora, cuando puedo sentir la enorme diferencia.

Para mí, este álbum es parte de la experiencia y la evidencia de que viví, de que sigo aquí, para cualquier propósito que el Señor haya querido preservar mi vida. Todavía tengo algo que decir. Todavía tengo algo que cantar.

Si pudieras cumplir tu sueño más grande acerca de este álbum, ¿cuál sería ese sueño?

Por supuesto que sería que alguien conozca y sepa que Jesucristo es la única fuente de nuestra vida, es la única fuente de nuestra esperanza. Mi deseo es que las personas lo conozcan a Él, no religiosamente, sino personalmente. Que tengan una relación con Él.

Hay muchas personas que solo tienen una religión y van a la iglesia, y hacen una cantidad de cosas esperando agradar a Dios por medio del esfuerzo que ellos hacen. Pero eso no es lo que nos va a salvar. Lo único que nos va a salvar es el sacrificio que Jesús hizo por nosotros y la sangre que derramó. Deseo que las personas tengan la experiencia de rendir sus vidas a Él completamente y de tener una relación personal con Él.

1 Billy Graham Parkway, Charlotte, NC 28201

Número local: 704-401-2432

Llame sin costo: 1-877-247-2426