Devocional diario

No hay razón para apresurarse


 
«Y que la paciencia tenga su perfecto resultado, para que sean perfectos y completos…»
—Santiago 1:4, NBLA

Esta es una época caracterizada por la tensión, la neurosis y la impaciencia. Nos apresuramos cuando no hay razón para hacerlo; simplemente nos apresuramos. Esta época acelerada ha producido más problemas y menos moralidad que las generaciones anteriores, y nos ha causado una alteración nerviosa a todos. La impaciencia ha producido una nueva generación de hogares desintegrados, más llagas nuevas, y ha creado las condiciones para más guerras mundiales.

Read this devotion in English on BillyGraham.org.

Oración de hoy

Que mi corazón esté quieto aun en medio de toda la confusión, mientras recuerdo cómo Tú eres paciente conmigo, Señor Jesús.