El poder de la palabra


 
Así que sométanse a Dios. - Santiago 4:7

Tienes una lengua y una voz. Esos instrumentos del habla se pueden usar de forma destructiva o de forma constructiva. Puedes usar tu lengua para difamar, quejarte, regañar y pelear; o puedes ponerla bajo el control del Espíritu de Dios y convertirla en un instrumento de bendición y alabanza. La versión del siglo XX de Santiago 3:3 afirma: «Cuando ponemos freno en la boca de los caballos para que nos obedezcan, podemos controlar todo el animal». Casualmente, cuando nos sometemos a las exigencias de Cristo sobre nuestras vidas, nuestra naturaleza sin domar queda bajo Su control. Nos volvemos mansos, controlados y «aptos para el servicio del Maestro».

Read this devotion in English on BillyGraham.org.

Oración de hoy

Quiero estar bajo tu control, Señor Jesucristo. Elimina el orgullo que no me deja entregarme por completo.

1 Billy Graham Parkway, Charlotte, NC 28201

Número local: 704-401-2432

Llame sin costo: 1-877-247-2426