El poder de las palabras


 
«…la lengua es un miembro pequeño, y sin embargo, se jacta de grandes cosas…» - Santiago 3:5, LBLA

Había una mujer en Inglaterra que acudió a su pastor con la conciencia intranquila. El pastor sabía que era una chismosa asidua y que había calumniado a casi todos los aldeanos.
—¿Cómo puedo hacer las paces? —suplicó.
El pastor le respondió:
—Si quieres estar en paz con tu conciencia, lleva contigo una bolsa de plumas de ganso y coloca una pluma en el pórtico de cada persona que has calumniado.
Cuando había terminado de hacer eso, volvió donde el pastor y le preguntó:
—¿Eso es todo?
—No —respondió el anciano y sabio pastor—. Debes volver ahora y recoger todas las plumas y traérmelas.
Después de mucho tiempo, la mujer regresó sin una sola pluma.
—El viento las había hecho volar —explicó ella.
—Querida señora —declaró el pastor—, lo mismo sucede con el chisme. Es fácil dejar caer palabras crueles, pero nunca más podremos recuperarlas.

Read this devotion in English on BillyGraham.org.

Oración de hoy

Padre, que mis palabras acerca de los demás sean pronunciadas en el espíritu de tu bondad.

1 Billy Graham Parkway, Charlotte, NC 28201

Número local: 704-401-2432

Llame sin costo: 1-877-247-2426