El poder purificador de Cristo


 
La sangre de machos cabríos y de toros […] las santifican de modo que quedan limpias por fuera […] ¡cuánto más la sangre de Cristo […] purificará nuestra conciencia de las obras que conducen a la muerte, a fin de que sirvamos al Dios viviente!
—Hebreos 9:13,14

Tener una conciencia culpable es un sufrimiento. Los psicólogos pueden definirlo como un complejo de culpa y encontrarle una explicación lógica al sentimiento; pero una vez que ha despertado mediante la aplicación de la ley de Dios, ninguna explicación calmará la insistente voz de la conciencia. Más de un criminal se ha entregado al final a las autoridades porque las acusaciones de una conciencia culpable eran peores que estar tras las rejas de la prisión. La Biblia enseña que Cristo limpia la conciencia. Tenerla limpia y estar libre de su acusación constante es una experiencia, pero no es la limpieza de la conciencia la que te salva; es la fe en Cristo la que salva; y una conciencia limpia es el resultado de haber desarrollado una buena relación con Dios.

Read this devotion in English on BillyGraham.org.

Oración de hoy

Estoy asombrado de la magnitud de tu perdón, Padre.

1 Billy Graham Parkway, Charlotte, NC 28201

Número local: 704-401-2432

Llame sin costo: 888-345-9191