¿Cómo está tu alma?


 
«¿Y qué beneficio obtienes si ganas el mundo entero pero pierdes tu propia alma? ¿Hay algo que valga más que tu alma?» - Marcos 8:36-37, NTV

En el mundo en el que vivimos, le prestamos más a atención a satisfacer los apetitos del cuerpo, y prácticamente ninguna atención al alma. Por consiguiente, terminamos desproporcionados. Engordamos física y materialmente, mientras que espiritualmente estamos delgados, débiles y anémicos. El alma en realidad requiere tanta atención como el cuerpo. Requiere una amistad y una comunión con Dios. Requiere adoración, tranquilidad y meditación. A menos que el alma sea alimentada y ejercitada diariamente, se debilita y se marchita. Permanece descontenta, confundida e inquieta. Mucha gente recurre al alcohol para intentar ahogar los lloros y los anhelos del alma. Algunos recurren a una nueva experiencia sexual. Otros intentan calmar los anhelos de su alma de otras formas. Sin embargo, solamente Dios satisface por completo, porque el alma fue creada para Dios y sin Dios está inquieta y atormentada en secreto.

Read this devotion in English on BillyGraham.org.

Oración de hoy

Querido Señor, te agradezco que cuando mi alma clamó por perdón y amor, tú estabas allí. Ayúdame hoy a vivir como debería hacerlo un hijo tuyo.

1 Billy Graham Parkway, Charlotte, NC 28201

Número local: 704-401-2432

Llame sin costo: 1-877-247-2426