Llena el vacío


 
«Ten cuidado de tu conducta y de tu enseñanza. Persevera en todo ello, porque así te salvarás a ti mismo y a los que te escuchen».
—1 Timoteo 4:16

Cuando buscamos llenar el vacío en las generaciones más jóvenes, no hay duda de que nosotros, como padres, tendremos que practicar lo que predicamos y esforzarnos más y más para hacer coincidir nuestra conducta con nuestro código de creencias.

Ninguna madre puede exigir que su hija se abstenga de acostarse con cualquiera cuando ella misma está coqueteando y, en ocasiones, poniendo en duda su propia conducta moral. Ningún padre que tiene un límite difuso entre beber mucho en situaciones sociales e involucrarse en borracheras ocasionales —rayando en el alcoholismo—, o que no puede decir ni una palabra agradable en la mañana si no consigue un cigarro, puede gritarle a su hijo para que deje la marihuana (vía que a menudo lleva a las drogas fuertemente adictivas).

La consistencia, la constancia y la diligencia directa para mantener el carácter cristiano son indispensables si la generación mayor exige respeto, o incluso la obediencia, de parte de los jóvenes.

Read this devotion in English on BillyGraham.org.

Oración de hoy

Los ojos de los más jóvenes ven mi conducta errante, Señor. Perdóname y ayúdame a ser el ejemplo correcto que los atraerá a ti.

1 Billy Graham Parkway, Charlotte, NC 28201

Número local: 704-401-2432

Llame sin costo: 888-345-9191