No pierdas de vista


 
Al no encontrarlo, volvieron a Jerusalén…
—Lucas 2:45

Será mejor aceptarlo, incluso el conflicto se ha infiltrado en nuestra vida eclesial. Es cierto que la iglesia ahora es la iglesia militante. No obstante, como tal, su guerra debería ser la de la dedicación a la verdad revelada y la santidad divina, y no las riñas intramuros ni las disputas carnales. Leemos en el segundo capítulo de Lucas que José y María perdieron de vista a Jesús un día. ¿Dónde lo perdieron? Lo perdieron en el sitio más improbable de todo el mundo: en el Templo. He visto a mucha gente perder a Jesús justo en la iglesia. Los he visto perderlo en una disputa sobre quién sería el director del coro, quién tocaría el órgano, quién sería el presbítero o quién sería el ministro. Sí, debido a que somos humanos, aunque seamos cristianos, ¡es fácil perder de vista a Jesús justo en el templo!

Read this devotion in English on BillyGraham.org.

Oración de hoy

No dejes que te pierda de vista, Señor, en la logística compleja de la vida cotidiana.

1 Billy Graham Parkway, Charlotte, NC 28201

Número local: 704-401-2432

Llame sin costo: 888-345-9191