Sé sensible


 
Pero el que no ama no conoce a Dios, porque Dios es amor. - 1 Juan 4:8 (NTV)

Jesús lloró lágrimas de compasión en la tumba de un amigo. Hizo duelo por Jerusalén porque como ciudad había perdido su aprecio por las cosas del Espíritu. Su gran corazón era sensible ante las necesidades de los demás. Para enfatizar la importancia del amor del ser humano hacia sus semejantes, examinó un antiguo mandamiento para convertirlo en el siguiente texto: «Amarás al Señor tu Dios con todo tu corazón […] y a tu prójimo como a ti mismo». Esta generación es áspera y ruda. Un día escuché a un niño jactarse de lo rudo que era. Él decía: «En la calle donde vivo, cuánto más te adentras, más rudos son, y yo vivo en la última casa». Hasta que uno haya aprendido el valor de compartir con compasión el dolor, la aflicción y la desgracia de los demás, no se puede conocer la verdadera felicidad.

Read this devotion in English on BillyGraham.org.

Oración de hoy

Señor Jesús, sensibiliza mi corazón con tu compasión para que pueda amar de verdad.

1 Billy Graham Parkway, Charlotte, NC 28201

Número local: 704-401-2432

Llame sin costo: 1-877-247-2426