Un corazón de fe


 
… si confiesas con tu boca que Jesús es el Señor y crees en tu corazón que Dios lo levantó de entre los muertos, serás salvo.
—Romanos 10:9

El corazón es el impulsor de la sangre en el cuerpo. También se usa metafóricamente cuando hablamos de afectos y sentimientos. Debido a que es el órgano central del cuerpo y uno de los más vitales, la Biblia habla de este como el manantial de vida. Por tanto, se lo emplea como sinónimo de «vida». Cuando la Biblia dice: «Dame, hijo mío, tu corazón», no significa que tengamos que extraer nuestros corazones físicos y darle a Dios. Significa que tenemos que darle nuestra vida, nuestro todo. Cuando acudimos a Cristo, no solo tenemos que asentir de modo intelectual con nuestras mentes, sino que también tenemos que «creer en nuestro corazón». Podemos creer en el Jesús histórico, pero si tenemos «fe salvadora», nuestra creencia tiene que incluir todo nuestro ser. Cuando creemos con todo nuestro corazón, la voluntad, las emociones y el intelecto se rinden a Cristo.

Read this devotion in English on BillyGraham.org.

Oración de hoy

¡Señor, creo y me regocijo al saber que estás vivo y eres mi Redentor!

1 Billy Graham Parkway, Charlotte, NC 28201

Número local: 704-401-2432

Llame sin costo: 888-345-9191