Un pacto con ojos


 
Consérvate puro.
—1 Timoteo 5:22

Alguien afirmó: “No puedes evitar la primera mirada, pero la segunda es pecado”. Jesús indicó que puedes participar en la inmoralidad con una mirada. La Biblia pone a la concupiscencia de los ojos junto con los demás pecados mayores. Escucha: “Porque nada de lo que hay en el mundo —los malos deseos del cuerpo, la codicia de los ojos y la arrogancia de la vida— proviene del Padre, sino del mundo” (1 Juan 2:16). Pedro habló de tener “ojos llenos de adulterio” (2 Ped. 2:14). No es de extrañar que Job afirmara: “Hice pacto con mis ojos, ¿cómo, pues, había yo de mirar a una virgen?” (Job 31:1). Tus ojos ven solo lo que tu alma les permite ver.

Read this devotion in English on BillyGraham.org.

Oración de hoy

Que mis ojos estén en ti, Señor Jesús, porque necesito que tu pureza y tu amor llenen mi corazón y mi mente.