La necesidad de Dios permanece constante en el tiempo

Mi abuela dice que es más difícil ser joven hoy que cuando ella era joven. No creo entender a lo que se refiere. ¿Acaso su generación fue más religiosa?


Sí, puede que su generación haya sido más religiosa, o por lo menos más entregada a los valores morales y espirituales que Dios nos ha dado en Su Palabra, la Biblia. Desde cualquier punto de vista, la sociedad se ha vuelto más y más secular y hasta antirreligiosa durante los últimos 50 años.

Es posible que por eso mismo sea más difícil que un joven evite las trampas y presiones a su alrededor. La juventud es frecuentemente bombardeada con la idea de que no existe el bien ni el mal, y que deben ser libres para vivir como quieren. La inmoralidad y el interés propio reinan en los medios de comunicación, y la presión de moldearse a lo que hacen los demás puede ser abrumadora. El joven o la joven que desea vivir para Cristo Jesús posiblemente enfrente burlas.

Pero, en otros aspectos, el mundo sigue igual. La naturaleza humana no ha cambiado. Ni tampoco ha cambiado nuestra necesidad de Dios. Sin él, estamos perdidos en una búsqueda continua e inútil por la paz y la felicidad duradera.

No dejes que la presión de la gente ni cualquier otra cosa te impida darle tu vida a Jesucristo. Es la decisión más importante de tu vida. Es mi oración que tu meta sea vivir para él y seguirlo diariamente. Permite que las palabras de Jesús sean tu guía: «Ustedes son la luz del mundo. … Hagan brillar su luz delante de todos, para que ellos puedan ver las buenas obras de ustedes y alaben al Padre que está en el cielo» (Mateo 5:14,16, NVI).

1 Billy Graham Parkway, Charlotte, NC 28201

Número local: 704-401-2432

Llame sin costo: 1-877-247-2426