¿Está bien celebrar Halloween?

Con frecuencia, la gente se pregunta si debería o no celebrar Halloween. Algunos lo ven como un día oscuro lleno de influencias malignas, mientras que otros lo consideran una celebración inofensiva para divertirse con disfraces y dulces. Esta respuesta de la Asociación Evangelística Billy Graham puede ofrecer orientación sobre Halloween e incluso darle ideas creativas para utilizar la fiesta para compartir el amor de Cristo.

Tengo sentimientos encontrados respecto a las celebraciones de Halloween en mi familia. ¿Qué debo hacer?

La gente llega a diferentes conclusiones acerca de la celebración de Halloween, sobre todo si tienen hijos o nietos pequeños en su familia.

Para algunas personas, esta festividad es simplemente un momento para disfrazarse y obtener caramelos: una oportunidad para divertirse. Otros expresan su preocupación por la seguridad de sus hijos, así como por el énfasis en la violencia y el horror en esta época del año.

Algunos otros resaltan que el origen detrás de esta celebración se encuentra en el ocultismo, y creen que no debería celebrarse en absoluto, conscientes de que algunos grupos incluso celebran Halloween como un tributo a Satanás. Muchas culturas también han convertido esta celebración en una fecha para buscar el contacto con los muertos, o bien para celebrar la muerte en sí.

Por otro lado, las celebraciones cristianas de Halloween (originalmente All Hallows Eve) están relacionadas con la víspera del Día de Todos los Santos, la cual se celebra el 1 de noviembre, y están destinadas a recordar y celebrar las vidas de todos los santos, es decir, todos aquellos que han puesto su fe en Jesucristo y han dedicado sus vidas a glorificarlo (1 Pedro 2:9).

El 31 de octubre es también el día en que se celebra a Martín Lutero y la Reforma. Muchos aprovechan esta fecha para celebrar las libertades religiosas conquistadas en ese momento de la historia.

Dado que cada una de estas perspectivas es parcialmente cierta, es difícil saber cómo responder.

Animamos a cada familia a que desarrolle un enfoque propio sobre estas celebraciones con base en convicciones informadas, y en las opciones de celebración de las que disponen. Es importante resaltar que la responsabilidad de tomar esta decisión siempre debe recaer en los adultos de la familia y no en los niños. La presión de los compañeros y amigos sobre los niños es demasiado grande para que sean objetivos.

Ciertamente, los cristianos debemos explorar formas de glorificar a Cristo en todo lo que hagamos y dar testimonio de su obra en nuestras vidas. Además, proporcionar un entorno seguro y divertido para los niños y adolescentes debe ser siempre una prioridad.

Algunos padres adaptan las prácticas más tradicionales de Halloween, mientras que otros desarrollan alternativas como hacer fiestas con motivos otoñales, en las que se anima a los niños a celebrar solo temas positivos y a disfrazarse de personajes de bien, tales como personajes de dibujos animados e incluso de héroes de la fe.

Usar estos disfraces y organizar una obra de teatro simple puede resultar muy divertido para los pequeños, y una gran oportunidad para enseñarles valores. Los niños siempre se sentirán atraídos por los disfraces y las golosinas; sin embargo, encontrar formas positivas de disfrutar de estos placeres es el principal reto para los adultos que se preocupan por ellos.

Si decide hacer un cambio importante en la forma en que su familia celebra Halloween, es posible que no tenga que hacer todo el trabajo usted mismo. Le animamos a que se ponga en contacto con las iglesias de su zona para investigar qué actividades están planeando.

En lugar de separarse completamente de las actividades de esta temporada, algunos cristianos usan la oportunidad para dar folletos del Evangelio al momento de regalar golosinas a los niños que acuden a sus casas y hacen de Halloween una oportunidad para dar testimonio acerca de Jesús.

¿Conoces a alguien que tenga dudas sobre Halloween, o sobre la maldad y la oscuridad que a menudo se asocian con este día? ¡Comparte esta página con ellos!