Devolver lo que es suyo


 
Si alguien tiene suficiente dinero para vivir bien y ve a un hermano en necesidad, pero no le muestra compasión, ¿cómo puede estar el amor de Dios en esa persona? - 1 Juan 3:17 (NTV)

Sabes que lo más difícil para ti es renunciar a tu dinero. Este representa tu tiempo, tu energía, tus talentos, tu personalidad completa convertida en moneda. Normalmente lo retenemos con tenacidad, pero tiene un valor indeterminado y no podemos llevarlo a la otra vida. La Sagrada Escritura enseña que somos mayordomos durante un tiempo de todo lo que ganamos. Si hacemos mal uso de ello, como lo hizo la persona que enterró su talento, traerá sobre nosotros el juicio más severo de Dios. El diezmo es de Dios. Si lo usas para ti mismo, le estás robando a Dios. Debemos tomar el diezmo como norma, pero ir más allá del diezmo es una indicación de nuestro agradecimiento por los dones que Dios nos ha dado. En medio de la tristeza y la angustia, esta vida tiene muchas bendiciones y gozos que han venido de la mano de Dios. Incluso nuestra capacidad de amar es un don de Dios. Mostramos nuestra gratitud al devolverle una parte de lo que nos ha dado.

Read this devotion in English on BillyGraham.org.

Oración de hoy

Dame un corazón generoso, Padre, que no te devuelva de mala gana todo lo que es legítimamente tuyo.

1 Billy Graham Parkway, Charlotte, NC 28201

Número local: 704-401-2432

Llame sin costo: 1-877-247-2426