La eternidad


 
… lo que ahora sufrimos no es nada comparado con la gloria que él nos revelará más adelante.
—Romanos 8:18 (NTV)

En ninguna parte de la Biblia se enseña que los cristianos estarán exentos de las tribulaciones y los desastres naturales que sucederán en el mundo. Sí enseña que el cristiano puede enfrentar tribulaciones, crisis, calamidades y sufrimientos personales con un poder sobrenatural que no está a disposición de las personas sin Cristo. Los primeros cristianos pudieron experimentar el gozo en sus corazones en medio de las pruebas y la depresión. Contaron el sufrimiento para Cristo no como una carga o una desgracia, sino como un gran honor, como evidencia de que Cristo los consideraba dignos de testificarlo a través del sufrimiento. Nunca olvidaron lo que Cristo mismo había sufrido para su salvación; y sufrir por amor de Su nombre se consideraba un don en lugar de una cruz. Los cristianos pueden regocijarse en la tribulación porque tienen en mente los valores de la eternidad. Cuando hay muchas presiones, miran más allá de sus situaciones actuales hacia las glorias del cielo. La sola idea de la vida futura con sus prerrogativas y sus gozos hace que las pruebas del presente parezcan fáciles y transitorias.

Read this devotion in English on BillyGraham.org.

Oración de hoy

Padre, ayúdame a superar las aflicciones y las tribulaciones de nuestros tiempos, y a mirar hacia la herencia reservada para nosotros en el cielo.

1 Billy Graham Parkway, Charlotte, NC 28201

Número local: 704-401-2432

Llame sin costo: 888-345-9191